Home | Carrera
 Sobre el DIM
 Carrera
 Docencia
 Doctorado
 Investigación
 Académicos 
 Funcionarios 
 Profesores Visitantes 
 Alumnos 
 Biblioteca
 Publicaciones Científicas 
 Publicaciones Docentes 
 Seminario
 Novedades 
 Eventos 
 Congresos DIM
 Link de Interés 
 Contáctenos 
 Intranet
 
 
 
Carrera de Ingeniería Matemática
 

INFORMACIÓN GENERAL

Se encuentra en proceso de aprobación un nuevo plan de estudio que se aplicará a partir del año 2007

La carrera de Ingeniería Civil Matemática entrega una sólida formación en matemáticas aplicadas y prepara para enfrentar problemas de ingeniería con alto contenido matemático a través de la formulación y resolución tanto teórica como algorítmica de modelos en ingeniería y otras disciplinas científicas.

El resultado es un ingeniero de gran versatilidad, capaz de integrarse a grupos de trabajo pluridisciplinarios. Su formación científica es un aporte fundamental a la creación de conocimiento en las distintas áreas de la ingeniería. Los egresados de la carrera poseen una formación que permite, a quien así lo desea, emprender con singular éxito estudios de postgrado en matemáticas, economía o ciencias de la ingeniería. Más de un sesenta por ciento de nuestros egresados ha seguido este camino.

volver

BREVE RESEÑA HISTÓRICA DE LA CARRERA INGENIERÍA CIVIL MATEMÁTICA

La historia de la carrera de Ingeniería Civil Matemática es paralela a la del DIM y comienza aproximadamente el año 1965. La visión de dos ingenieros Efraín Friedman y Mosisés Mellado da origen a esta carrera. El profesor Mellado recorre Europa y encuentra en Grenoble un modelo digno de imitar. Así nace la carrera de Ingeniería Matemática, la que posteriormente se transformaría en Ingeniería Civil Matemática. En un comienzo los profesores son principalmente ingenieros egresados de la Facultad, algunos profesores que estudiaron en el  Pedagógico y una tercera componente que sería decisiva: una serie de jóvenes profesores franceses que realizaban una estadía en Chile en la modalidad de servicio militar en cooperación científica en el extranjero. Cabe hacer notar que entre estos profesores franceses sólo algunos tenían un DEA. A medida que pasan los años, los alumnos más antiguos de la carrera se transforman en auxiliares e incluso profesores de los cursos de sus compañeros más jóvenes. La carrera tiene así un alto grado de autogestión durante varios años.

Desde las primeras generaciones, un grupo de los egresados parte a realizar estudios de doctorado, principalmente en Francia y en EEUU. La gran mayoría de estos regresan a Chile y forman hoy en día buena parte del conjunto de científicos que hacen matemáticas aplicadas en Chile. La otra parte de los egresados comienza a trabajar en las empresas nacionales o desarrollando sus propias empresas, impactando en el medio nacional. Hoy en día la carrera es conocida en el medio nacional y goza de un buen prestigio. Un nicho laboral importante para los egresados son los grupos de investigación que tienen las grandes empresas presentes en el país.

volver

Durante los años 60 y 70 el área de análisis se transforma en el núcleo principal y columna vertebral de la carrera, siendo este complementado con varias líneas. Se destacan en esta época: el análisis numérico, la computación y la estadística. Algunos de los alumnos de esa época complementan sus estudios tomando cursos fuera de la Facultad, como en el CIENES y la Facultad de Ciencias entre otros, donde reciben una buena formación por ejemplo en probabilidades y estadística.>

En los años 80 se consolida la carrera con la incorporación al DIM de nuevos académicos con doctorados obtenidos en Francia y EEUU principalmente. Hay un fuerte impulso a las matemáticas aplicadas que se refleja en una buena variedad de cursos que cubren el análisis numérico, las ecuaciones diferenciales, la optimización, las probabilidades y la estadística. La carrera tiene un tronco común fuerte en torno al análisis clásico, cubriendo la topología general, los espacios métricos, la teoría de la medida, los espacios de Hilbert y Banach, la teoría de operadores, y con un complemento basado en la variable compleja, el cálculo diferencial, el cálculo de variaciones y el cálculo operacional. Sobre este tronco básico se construye un segundo piso aún común que tiene vertientes de cada una de las líneas de investigación que desarrolla el DIM. La formación es completada a través del desarrollo de las llamadas líneas de especialización. Estas líneas contienen ramos dictados por profesores del DIM y otros ramos de distintos departamentos de la Facultad. Cabe destacar que las líneas se acercaban a la ingeniería eléctrica, mecánica, la economía, la computación y finalmente la estadística. La finalización de los estudios culminaba con una memoria que típicamente duraba cerca de un año, y que en muchos casos daban origen a publicaciones en revistas internacionales. Las promociones eran de tamaño variable. En algunos años entraron más de 20 alumnos a la Carrera y en otros casos no más de 5. Así al año 1985 la carrera tenía poco más de 100 egresados.

volver

Un cambio profundo se llevó a cabo al final de los 80 y principio de los 90. La carrera se transforma junto con los cambios realizados en la Facultad en esos años. Desaparecen las líneas y estas son reemplazadas por una estructura más flexible y dinámica, que incorpora de manera más clara las necesidades y gustos de los alumnos, quienes deciden de una manera más importante cómo complementar el tronco común de la carrera tomando ramos en el DIM u otros departamentos en sus cursos electivos. Se refuerzan además los cursos seminarios que tienen un doble enfoque. Por un lado pueden servir como inicio a la investigación y por otro el enfrentarse a problemas complejos de ingeniería, donde las herramientas matemáticas adquiridas toman relevancia. En estos años llega una segunda oleada de doctores que refuerzan el DIM y traen con ellos, al igual como lo hicieron las generaciones anteriores, lo más moderno de las matemáticas aplicadas. La carrera se profesionaliza en el sentido que cada curso es enseñado por académicos expertos del área, activos en investigación y con una relación estrecha con el medio. Los primeros proyectos aplicados de importancia surgen en esta década, y ellos traen nuevos problemas a las aulas y a las memorias de nuestros ingenieros y otros profesionales. Al final de los 90 se concreta el proyecto FONDAP y la creación del Centro de Modelamiento Matemático (CMM). Este centro produce una gran atracción al interior de la Facultad y la carrera se ve beneficiada por un aumento del número de estudiantes, que en ocasiones ha llegado a unos 40 por generación. En estos últimos años, ha habido cambios importantes en el currículo, que han permitido corregir algunas dificultades que se han detectado en la formación de los alumnos.

En estos días, los alumnos trabajan en un ambiente altamente competitivo, con una infraestructura que en muchos aspectos es de primer mundo: una biblioteca especializada de buen nivel, un sistema computacional que se mantiene a la vanguardia no sólo a nivel nacional sino que competitivo a nivel de país desarrollado, y en los últimos semestres cada alumno tiene acceso a una estación de trabajo individual. Además los alumnos aprovechan, según sus intereses, los múltiples seminarios especializados que se dictan semanalmente, usualmente por investigadores extranjeros (en inglés o francés). Como parte de la formación de los alumnos está el participar en proyectos aplicados de gran envergadura, con aplicaciones a la minería y bio-minería, el transporte, las redes de varios tipos, por nombrar algunos. Aquellos con un mayor interés en las áreas más básicas tienen asimismo grandes posibilidades de desarrollo. Sus últimos semestres pueden ser dedicados casi exclusivamente a la investigación para dedicarse a la ingeniería de desarrollo o pensando en seguir el doctorado en Chile o cualquier parte del mundo que ellos se propongan. Un sello distintivo que reciben los alumnos a través de la carrera es el de haber sido expuestos a un ambiente de investigación pura y aplicada de nivel internacional, como una manera de prepararlos para una vida profesional en un mundo sin duda cambiante y complejo, independiente si el o ella deciden seguir la carrera más académica.

volver

PERFIL DEL EGRESADO 

El egresado posee conocimientos sólidos en las herramientas conceptuales en diversas áreas de las matemáticas, especialmente en análisis, análisis numérico, ecuaciones diferenciales, matemáticas discretas, optimización y probabilidades. Ha desarrollado una capacidad analítica que le da la independencia para analizar su entorno con una actitud creativa y crítica.

Es capaz de modelar problemas de ingeniería, integrando conocimientos de diferentes disciplinas, y resolverlos haciendo uso de técnicas y herramientas matemáticas avanzadas. Posee la capacidad de auto-aprendizaje para  plantear y analizar soluciones alternativas, en concordancia con los nuevos conocimientos en su área de especialización.

En el ámbito de la ética, el egresado reconoce como valores la honestidad, la integridad profesional, y  la responsabilidad social. A nivel interpersonal el egresado posee la capacidad de comunicarse haciendo uso de los recursos tecnológicos comunicacionales y de relacionarse en diferentes entornos.

Los estudios de Ingeniería Civil Matemática duran 12 semestres académicos y se descomponen de la manera siguiente:

Plan común de la Facultad, 5 semestres, 212 UD.
Licenciatura en Ingeniería Civil Matemática, 3 semestres, 168 UD.
Especialidad de Ingeniería Civil Matemática, 4 semestres, 200 UD.



PLAN ANTIGUO (Para alumnos que ingresaron a la FCFM hasta el 2006).

PLAN NUEVO

volver

nº de visitas:   650228  

La página se generó en 0.324 Segundos
Optimized for Explorer 5.x, Mozilla1.x or Netscape 7
Copyright 2003,Sidwod Inc.  All rights reserved.