Home
 Sobre el DIM
 Carrera
 Docencia
 Doctorado
 Investigación
 Académicos 
 Funcionarios 
 Profesores Visitantes 
 Alumnos 
 Biblioteca
 Publicaciones Científicas 
 Publicaciones Docentes 
 Seminario
 Novedades 
 Eventos 
 Congresos DIM
 Link de Interés 
 Contáctenos 
 Intranet
 
 
 

Salomé Martínez en Revista Ya

En el reportaje "Las Nuevas Promesas Chilenas", la académica del DIM e investigadora del CMM habló de su elección por las matemáticas y la investigación científica.

Texto: Yahisa Díaz

Mujeres en las ciencias:

Las Nuevas Promesas Chilenas

Son jóvenes y les fascina la investigación. Desde sus laboratorios buscan contribuir al avance científico del país. Para hacerlo, se especializaron en el extranjero y hoy tratan de aplicar sus nuevos conocimientos a la realidad chilena. Además, intentan hacer su aporte como mujeres. Algunas buscan saber más de las causas de enfermedades que afectan particularmente al género femenino. Otras quieren abrirse un espacio en investigaciones cruciales para el desarrollo económico. Pero todas tienen algo en común: quieren entender mejor el funcionamiento del mundo en que vivimos. 'La investigación es darse por completo a su curiosidad para el avance de todos nosotros. Encuentro maravilloso que haya todavía cosas que no sabemos de nuestra propia casa', dice una de ellas.

Salomé Martínez , matemática 'Hay una pérdida de talento femenino'

Es una de las pocas mujeres en Chile en haber escogido la carrera de matemáticas. Alumna brillante de Ingeniería en la Universidad de Chile, al terminar sus estudios, Salomé (34 años, casada, dos hijos) se ganó el premio Marco Orrego Puelma, que destaca el mejor egresado de la Escuela de Ingeniería. Esto parece demostrar que las mujeres también pueden incursionar en ese mundo tradicionalmente masculino. 'Me parece preocupante que hayan tan pocas mujeres en Matemáticas. Veo a alumnas que no eligen esa carrera, que es muy competitiva y dura, siendo muy capaces y talentosas. Tal vez haya una cosa social, de pensar que no es una profesión para las mujeres cuando no tiene porque no serlo. Siento que hay una pérdida de talento'.

Han pasado varios años desde que Salomé egresó. Sin embargo, hoy está de vuelta en su escuela donde conjuga docencia e investigación. Antes hizo un doctorado en la Universidad de Minnesota en Estados Unidos donde estudió los modelos matemáticos en ecología. Es algo a lo que sigue dedicándose. 'Con esto uno busca traducir la realidad a través de las matemáticas, y una manera de hacerlo es a través de las ecuaciones diferenciales, que pueden incluir variables como el tiempo y el espacio', explica.

En la práctica, la científica puede reflejar, por ejemplo, el comportamiento de las poblaciones en ecuaciones. 'Trato de entender la distribución temporal y espacial de poblaciones que viven en un hábitat común, consumen recursos específicos e interactúan entre ellas. Transformo sus dinámicas en modelos a través de las ecuaciones diferenciales. Eso permite ganar comprensión de la naturaleza de los fenómenos que ocurren y así se puede proponer mejores soluciones de problemas reales', acota.

En el caso de las poblaciones, los modelos establecidos permiten determinar qué factores pueden explicar la supervivencia de una especie: moverse más, difundirse menos o desarrollar una estrategia de competencia precisa. 'Las matemáticas pueden decir qué es lo más ventajoso', dice Salomé. Ella también ha trabajado en proyectos forestales. 'El pino tiene una hormona, la auxina, que es responsable de su crecimiento. Ésta se produce en el ápice. Si éste, por algún daño, no se encuentra en posición vertical, el arbol sufre deformaciones de las que puede recuperarse. Nuestro interés era saber cómo y porqué se recupera y cuál es el rol de la auxina en ese proceso', explica.

Salomé reconoce que a priori su trabajo puede parecer hermético. Pero asegura que es fundamental para el progreso del país. 'Hay cosas que tienen una utilidad inmediata y otras que simplemente permiten entender la realidad. Eso es sumamente importante también, porque entender un fenómeno a través de las matemáticas es el primer paso antes de proponer soluciones. Además, si uno quiere desarrollar las tecnologías y hacer aportes en el área productiva, es crucial que Chile haga ciencia de alto nivel'.

Reportaje Revista Ya.   Martes 11 de julio de 2006

Periodista: Daniela Mohor W.

Ver Artículo Completo

nº de visitas:   650228  

La página se generó en 0.022 Segundos
Optimized for Explorer 5.x, Mozilla1.x or Netscape 7
Copyright 2003,Sidwod Inc.  All rights reserved.